Enrique Vázquez

Las malas jugadas del ambiente internacional continúan, a pesar de los intentos del banco central de nuestro de país de aligerar la carga inflacionaria que genera el aumento continuo del dólar en los precios de los productos que consumismos, la tendencia según los analistas financieros no es alentadora, en el mejor de los casos el dólar no seguirá subiendo tan estrepitosamente, sin embargo lo más probable es que de hecho si lo haga, los problemas en medio oriente con los terroristas que se autoproclaman como el Estado Islámico, los problemas en la eurozona por la continua amenaza de la salida de Grecia de esta unión económica, la reciente fortaleza de Estados Unidos y su posible aumento en las tasa de interés que paga su deuda soberana, son factores que no favorecerán a nuestro país en el futuro próximo.

Si, el escenario es, por decirlo de una manera positiva, poco alentador, el gobierno federal ya realizó un recorte importante al presupuesto de este año anticipando lo peor y fuentes cercanas a los pinos aseguran que es altamente probable que se dé otro recorte en los próximos meses, lo cual sin duda afecta a nuestro estado que depende casi en su totalidad de los ingresos que recibe por vía de las participaciones federales, pero más aún sufre puesto que las grandes obras que se han puesto en marcha en Nayarit, muchos de los programas, obras y beneficios que hoy llegan a nuestra gente, han llegado gracias a las gestiones del gobernador Roberto Sandoval, que ha tocado la puerta de la administración pública federal en incontables ocasiones y de estas visitas ha generado recursos extraordinarios, con esto no digo que no se vayan a lograr recursos extras durante todo el año, de hecho a pesar de los recortes, el gobernador ya ha logrado atraer capital público.

Hace unas semanas de hecho, durante la presentación de dos monitores de la calidad de aire conseguidos gracias a gestiones ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, el gobernador hacia nota de lo difícil que fue conseguir los millones necesarios para hacer realidad estos medidores medio ambientales, más aún cuando por ley todavía no eran completamente exigibles por la densidad poblacional de la capital, quizá fue un comentario que anticipó la situación por venir, pero a mi parecer es más un testimonio de la perseverancia del gobernador ante las autoridades federales.

Quizá este año no veremos grandes gestiones como los más de 7 mil millones de pesos necesarios para el Canal Centenario o los millones de pesos que se han bajado para restaurar las calles y avenidas en todo el estado, pero sin lugar a dudas aun cuando la cifra no será tan impresionante como los miles y miles de millones de pesos que se bajaron de la federación durante los primeros tres años de gobierno de Roberto Sandoval, los nayaritas podemos estar seguros que aun en tiempos de crisis, el gobierno estatal continuará respondiendo al llamado de la sociedad.