• Con hechos, el gobierno muestra que el campo es prioridad
  • La coordinación y equipo del Gobierno Federal y el Estatal, trae consigo oportunos resultados.

El senador Manuel Cota Jiménez, presidente de la Confederación Nacional Campesina, reconoció que con hechos el  gobierno federal demuestra que el campo y la producción de alimentos en México es su prioridad, y como prueba de ello, dijo, es la inmediata respuesta que han recibido los productores agrícolas de Nayarit afectados por las intensas lluvias de principios del mes, particularmente el apoyo oportuno a los damnificados que se dedican al cultivo del frijol y el maíz a quienes se les ha dado la oportunidad de que vuelvan a resembrar y cuenten oportunamente con una cosecha y dinero para sus familias.

De acuerdo con la SAGARPA son alrededor de 36 mil las hectáreas siniestradas por las lluvias atípicas, a las que empezarán a fluir recursos para aprovechar la humedad y, en su caso, sembrar sorgo, cártamo, ajonjolí y garbanzo, según decidan los productores quienes este sábado recibieron el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto de “que no están solos”, como les trasmitió su representante el subsecretario de Desarrollo Rural, Juan Manuel Verdugo.

Cota Jiménez destacó que dichas acciones, se lograron gracias a la coordinación entre el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, el  estatal, que encabeza Roberto Sandoval Castañeda, y los legisladores, “esto generó una puntual respuesta a las necesidades y emergencias de los nayaritas”, sostuvo.

Cabe citar que, Nayarit podrá disponer de 30 millones de pesos adicionales a los de la aseguradora que cubrirá los gastos catastróficos.

Por otra parte, el líder de la CNC señaló que durante la presente administración se ha impulsado a la agricultura familiar porque es una de las actividades económicas con mayor potencial para mejorar los índices de seguridad y soberanía alimentaria, más aun considerando las características territoriales de nuestro país, en donde alrededor del 52 %del territorio corresponde al sector rural, y de este el 73 % está concentrado en pequeños productores minifundistas.

Lo que se busca, explicó el dirigente cenecistas, es convertirla en un sector estratégico para garantizar los alimentos que demanda la población nacional y lograr la meta de que el país produzca cuando menos el 75 % de sus alimentos básicos, pues en la actualidad se importa alrededor del 43 %.

Manuel Cota Jiménez consideró que mejorar la nutrición y garantizar la seguridad alimentaria de los mexicanos es ya un tema central en México en el que la agricultura familiar tiene un importante papel socioeconómico, ambiental y cultural, dado que está ligada a rescatar los alimentos tradicionales, contribuir a una dieta equilibrada, proteger la biodiversidad agrícola y al uso sostenible de los recursos naturales; además de representar una oportunidad para dinamizar las economías locales.