Para lograr que los niños y niñas menores de seis años tengan una alimentación completa y sana, además de que tengan el peso y talla adecuados a su edad, el Gobierno de la Gente a través del Sistema DIF Nayarit que encabeza la señora Ana Lilia López de Sandoval, entregó más de un millón de pesos en productos de la canasta básica en el municipio de Santiago Ixcuintla.

La entrega se realizó en el marco del arranque de la Campaña Nacional Sin Hambre, por parte de la directora general del DIF estatal, Zaira Rivera Veliz, acompañada de la delegada federal de Sedesol, Liliana Elizabeth Gómez Meza y demás autoridades, ante quienes reconoció el trabajo en unidad que realiza el presidente Enrique Peña Nieto y el Gobernador Roberto Sandoval Castañeda en beneficio de la niñez nayarita.

“Estas son la segunda y tercer entrega de estas despensas, gracias a las gestiones que nuestro Gobernador Roberto Sandoval realizó con el Presidente Enrique Peña Nieto, esta es la respuesta que llega para cada una de sus familias, todo esto es para todos los niños de Santiago a quienes tenemos que alimentarlos sanamente y lograr que tengan el peso y la talla adecuada a su edad”, señaló Rivera Veliz.

Además agregó la directora general que: “son 557 niños y niñas de todas las comunidades de Santiago Ixcuintla que se benefician con seis despensas, cuando las familias lleguen a sus casas y vean su despensa cubierta para varios meses, se darán cuenta de cómo beneficia en su economía estos apoyos, gracias al trabajo del Gobernador Roberto Sandoval”.

Las comunidades beneficiadas fueron Pozo de Ibarra, Cantón de Lozada, Cerritos, El Puente, Cañada del Tabaco, así como Estación Yago, entre otros; desde donde llegó a recoger sus despensas Angélica María Gutiérrez Alatorre, quien comentó: “se me hacen muy bien estas despensas que nos trajeron, viene bien surtida trae frijol, azúcar, atún, arroz, todo lo que necesitan para que mi hija se alimente sanamente, me ahorro mucho dinero con los productos que trae y puedo comprar otras cosas que necesito”.

Durante la gira por Rosamorada, en la que acompañó a su esposo Roberto Sandoval Castañeda, la señora Ana Lilia entregó despensas, sillas de ruedas, andaderas, así como una Urban, un vehículo que se adaptó para trasladar a personas con discapacitadas o de la tercera edad.

También pudo constatar el funcionamiento de programas como Hogares Unidos, en los que se capacita a las jefas de familia para que puedan tener ingresos extras en alguna actividad que puedan realizar desde su vivienda.