[carousel ids=”7781,7782,7783″]

*En acto cívico destacan importancia de respetar derechos constitucionales de la familia y los menores

Un llamado a preservar la institución del matrimonio y la familia para transformar positivamente la sociedad “en bien del futuro de nuestros hijos”, hizo este jueves el presidente de la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit, magistrado Rafael Pérez Cárdenas.

En el acto cívico mensual de las mujeres y hombres al servicio de la impartición de justicia, en el que se conmemoró el aniversario de las constituciones federal y de nuestro estado, Pérez Cárdenas denotó la alta responsabilidad de los tres niveles de gobierno para converger en un nuevo marco de actuación a favor de la familia y los derechos de los menores, conforme a lo dispuesto por el artículo 4° de la Constitución General de la República.

El acto cívico tuvo lugar en el exterior del edificio del Tribunal Superior de Justicia y fue encabezado por el doctor Pedro Antonio Enríquez Soto, presidente del Poder Judicial.

El magistrado Pérez Cárdenas manifestó que el rompimiento de los valores y principios que en la familia se desarrollan, deforma la conducta de los menores, quienes al crecer no conocen límites de respeto y los conduce a espacios de libertinaje y abuso de sustancias tóxicas o de falta de respeto a sus hermanos, padres y a toda la sociedad.

En este contexto reiteró tanto la importancia de la familia para nuestro futuro armónico como de resolver sus conflictos en un ambiente de conciliación. Y agregó: “Entonces preparémonos para llevar la justicia familiar al ámbito de la oralidad, en el que por medios alternos concluyamos los conflictos que cada día aumentan las cargas de trabajo en nuestros juzgados”.

Dijo asimismo a las y los servidores públicos del Poder Judicial: “Apliquemos las normas con justicia, con apego estricto al respeto a la dignidad humana y a los hombres y mujeres que hacemos posible esta sociedad”.

Al inicio de su mensaje, Pérez Cárdenas hizo mención de los constituyentes que en 1917, en representación del entonces Territorio de Tepic o habiendo nacido en él, contribuyeron con la promulgación de nuestra Carta Magna al reconocimiento de Nayarit como estado libre y soberano.

En el acto cívico se rindieron honores a la Bandera con la participación de la escolta del Poder Judicial y la banda de guerra de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad de Tepic.

El Juramento a la Bandera fue dirigido por la licenciada Martha Elva Vega Vargas, secretaria de acuerdos de la Sala de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior; a su vez, Claudia Gudnara Villegas Pérez y María de los Ángeles Flores Ruelas, secretarias de estudio y cuenta de dicha sala, tuvieron a su cargo la lectura de las efemérides de febrero y la conducción del acto cívico, respectivamente.