• Senador Manuel Cota Jiménez asegura que se ha recuperado la lucha institucional
  • Se defenderán los espacios de campesinos

En el 42 aniversario luctuoso del dirigente campesino Alfredo V. Bonfil, el líder de la Confederación Nacional Campesina, senador Manuel Cota, dejó en claro que la organización que preside ha recuperado su capacidad de lucha institucional y que a través de esta, en dos años del actual gobierno, se han logrado “impensables” resultados para el campo.

Cota Jiménez, recalcó que “en México, en sólo dos años de gobierno, el presidente de la República propuso reformas que nos colocan en mejor situación para enfrentar los desafíos del futuro”.

Ante la estatua de Alfredo v. Bonfil, y luego de encabezar una ofrenda floral, el senador por Nayarit advirtió: “Que quede claro, en la CNC defenderemos los espacios que por historia, arraigo y tradición son de los campesinos de México, son de la CNC”, en alusión a las próximas elecciones federales del 7 de junio de este año.

Manuel Cota Jiménez se refirió siempre al homenajeado porque testimonios hay, dijo, del trabajo apasionado por el campo del líder Bonfil, de su lucha en contra de las compañías algodoneras, la defensa del agua contra Estados Unidos, el respaldo a la ley de la Tierra y a la Ley del Agua, su apoyo a la creación de Tabacos Mexicanos y luchas como éstas que dieron solución a históricas demandas de los campesinos.

 Al evento desarrollado en el patio central de la sede cenecista, asistieron los exdirigentes del PRI, Humberto Roque Villanueva y Gustavo Carbajal Moreno; los ex líderes de la CNC Héctor Hugo Olivares Ventura, Hugo Andrés Araujo de la Torre y Maximiliano Silerio Esparza; los ex gobernadores de Nayarit Julián Gazcón Mercado y Celso Humberto Delgado; así como el doctor Juan Ramón Bonfil Ojeda, entre otros.

En su intervención, el exgobernador de Durango y ex líder cenecista, Maximiliano Silerio Esparza, destacó que por su legado ideológico Alfredo Bonfil, muerto en un accidente de avión, y Luis Donaldo Colosio, víctima de un atentado, siguen siendo un pilar poderoso de la estructura política del país.

“Estaba contra el tiempo frente a las crecientes demandas del campo. Ante sus muchas frustraciones de largos años en que todos parecían confabularse para negarles justicia. Y sabía también, que en esa lucha no uno sino muchos dirigentes iban a quedar en el camino”, describió.