Enrique Vázquez

Las elecciones de 2014 aparentemente podrán estar lejos en cuestión de tiempo, pero la realidad es que no ha pasado demasiado tiempo y por lo menos las lecciones aprendidas en aquel ejercicio democrático no sólo deben permanecer, sino que deberían de ser una parte esencial de la filosofía con la que se abordarán estas elecciones por parte de los institutos políticos, evidentemente los aprendizajes van para todos los partidos no únicamente para aquellos que ganaron o perdieron, en cualquiera de los dos casos hay mucha información que digerir, asimilar y aprender, lecciones como que la confianza en exceso puede resultar perjudicial, que la información que se transmite tanto por los votantes en las encuestas de salida como por las estructuras de los partidos no siempre es del todo confiable, que la gente ha demostrado que su voto ya comienza a ser bastante más razonado que en contiendas anteriores y que es imperativa la sangre nueva, pero con la debida dosis de experiencia detrás de ésta.

La unidad de nuevo será la piedra angular sobre la que se fundamenten los triunfos en las urnas llegado junio próximo, tanto para unos partidos como para otros, sin embargo en el tricolor la consigna de la obtención del triunfo es clara, pues desde el Gobierno Federal no quieren dejar cabos sueltos cuando el cierre de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto podría ponerse aún más difícil con un congreso obstructivo donde su partido no sea mayoría. 

Por lo pronto, el primer rostro que seguramente aparecerá en las boletas electorales del tercer distrito es el de la hasta hace algunas semanas diputada local por los municipios de la Yesca y el Nayar, Jasmine Bugarin Rodríguez, quien con todo el respaldo de la estructura del PRI recibió la constancia que la acredita como la próxima candidata por el Partido Revolucionario Institucional en el tercer distrito, una buena designación, muy congruente con todo la propuesta de equidad de género que presentó la diputada durante sus días en el Congreso Local, la victoria en las urnas si bien no esta asegurada, si esta a su alcance pues en los municipios que agrupa el tercer distrito, los presidentes de extracción priista han hecho un trabajo destacado en sus primeros meses, basta ver lo hecho en Bahía de Banderas o Compostela, los municipios con más importancia para la elección, donde el alcalde José Gómez Pérez y la alcaldesa Alicia Monroy Lizola, han hecho un trabajo excepcional.

Además del trabajo eficiente de los munícipes en aquellas latitudes, los sectores que conforman al tricolor se han declarado listos para dar la pelea y entregar los resultados, el dirigente estatal de la CNOP uno de los principales brazos operativos del PRI, Fidel Cristóbal Serrato, destacó que sus agremiados no están únicamente listos para el proceso sino que llevan trabajando desde hace mucho tiempo en los esquemas de promoción del voto, sin duda la estructura del tricolor es un factor decisivo para conquistar las preciadas curules federales. 

En los próximos días se estarán revelando el resto de candidatos a diputados federales por todos los partidos, por lo que habrá que estar atentos a quienes serán los personajes que representen a cada instituto político e incluso aquellos que logren una candidatura independiente ahora que están tan de moda, y aunque para la población estas elecciones a diputados federales no son de mucha importancia, como si lo son las elecciones primarias cuando elegimos presidentes, diputados locales y gobernador, esperemos que la participación ciudadana no sea menor pues la democracia sufre cuando los ciudadanos no salimos a las urnas.