[carousel ids=”6815,6816,6817,6818,6819″]

  • Refrendan campesinos compromiso solidario con el Gobierno de la República
  • Existen retos, pero también instituciones

A Cien Años de la promulgación de la Ley Agraria, el campo está en paz; México se encuentra de pie; “tenemos retos, sí, pero también instituciones; creemos en el Estado de derecho, en los tiempos institucionales y estamos seguros de que hay quien los conduzca; tenemos aliado, correligionario y  Presidente de la República”, enfatizó hoy el líder de la Confederación Nacional Campesina, senador Manuel Cota Jiménez, al participar en la conmemoración del Centenario de la Ley Agraria de 1915.

En el World Trade Center de Boca del Río, Veracruz, el senador por Nayarit y dirigente de la CNC parodió el Himno Agrarista para pronunciarse por “no más luchas entre hermano, trabajar con el fin de mantener llenos los graneros y mantener la paz de la nación. “Ese es el reto, es nuestra alianza y decisión”, dijo al Presidente Enrique Peña Nieto, al que entregó un reconocimiento a su compromiso solidario y gratitud por su apoyo permanente al campo mexicano.

Cota Jiménez recordó que en Veracruz se dio paso al primer gran paso del movimiento revolucionario que convirtió las demandas del México rural, en parte fundamental del Estado mexicano. “La Ley de 1971 y la Reforma Constitucional de 1992, terminaron de conformar el andamiaje jurídico que hoy regula, para bien, la tenencia de la tierra en México lo que permite que convivan, en armonía, las tres formas consagradas por la Constitución: el ejido la comunidad, y la pequeña propiedad”, explicó.

Luego informó que a cien años de distancia, más de 103 millones de hectáreas son propiedad social, es decir más del 50% de la tierra de nuestro país que están conformadas en más de 29 mil ejidos y 2 mil comunidades agrarias. Se refirió también a las reformas llevadas durante el actual gobierno, que han encontrado el respaldo de los legisladores del sector agrario y de todos los que conformamos la Confederación Nacional Campesina.

Ennumeró:  hoy contamos con mejores condiciones laborales para nuestros jornaleros, con las bases para una mejor oferta educativa en el sector rural, con más acceso a los servicios de telecomunicación en el campo, con un trato justo en materia fiscal para los campesinos, con certidumbre en la tenencia de la tierra y participación de las ganancias por la extracción de hidrocarburos, con créditos baratos y oportunos; y con una mayor certidumbre en los mercados de granos.

Cota Jiménez aludió a las 7 recientes acciones anunciadas para impulsar a la economía y que benefician al campo, que ha demostrado, expresó, trabajo que se ha reflejado en un crecimiento del 3.7%  en el Producto Interno Bruto del Sector Agroalimentario; y tan solo al primer semestre del año pasado, las exportaciones agropecuarias estuvieron por encima de las importaciones, con un saldo positivo de 280 millones de dólares, el más alto de los últimos 8 años. “Pero sobre sobre todo hay paz y tranquilidad en el campo de la nación”, resaltó.

El discurso del dirigente fue escuchado con atención no sólo por el Presidente de la República, sino también por funcionarios del Gabinete, como Miguel Osorio Chong, de Gobernación, Emilio Chuayfett, de la SEP; Enrique Martínez y Martínez, de la SAGARPA; Jorge Carlos Ramírez Marín, SEDATU. Asimismo, los dirigentes del PRI: César Camacho e Ivonne Ortega; los gobernadores de Veracruz, César  Duarte de Ochoa; de Durango, Jorge Herrera Caldera; Chihuahua, César Duarte Jáques; Hidalgo…; Michoacán…; y San Luis Potosí; además de organizaciones como el Consejo Nacional Agropecuario, la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas y La Confederación Nacional de Propietarios Rurales, así como el  Congreso Agrario Permanente.

En su exposición, el líder de la CNC agradeció su compromiso de mantener “el régimen de propiedad social por el que durante muchos años luchamos.    Con ello, le da usted vigencia a los preceptos revolucionarios, a la lucha de Zapata, la visión de Carranza, y a la determinación de Cárdenas”.

Pidió resolver conjuntamente productores y Gobierno, los retos de los hombres y mujeres del campo. Como el tema de la cartera vencida que aflige desde hace más de 10 años — gran parte resultado de factores climatológicos, caída abrupta de precios por la inestabilidad de los mercados globales—ya que ello resolverá un tema que permitiría consolidar “el modelo pensado por usted y respaldado por esta Central Campesina de la Nueva Financiera Nacional”.  Confió también en que la reforma energética ira avanzando hasta lograr tarifas más justas para el agro mexicano.