Manuel Cota Jiménez

***Permitió el reparto de la tierra a los campesinos

***Ahora la lucha es por la productividad

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezará el día de mañana el evento oficial del Centenario de la Ley Agraria en México, en el World Trade Center de Boca del Río, Veracruz, cerca del Puerto donde el 6 de enero de 1915 Venustiano Carranza emitió el decreto que permitió el reparto de la tierra a los campesinos del país, propiedad social en la que se sustenta la alimentación de todos los mexicanos.

Al respecto, el senador Manuel Cota y líder de la Confederación Nacional Campesina aseguró que todo se encuentra listo para el magno evento preparado para celebrar que a Cien Años de la Ley Agraria, única en el mundo, el ejido y las comunidades tienen presencia en México y junto con el parvifundio se ha logrado que los productores del sector social trabajen en más de la mitad del territorio nacional.

Si bien el Centenario se cumple el 6 de enero, la conmemoración oficial se prorrogó para un día después debido a la gira de trabajo del presidente Enrique Peña Nieto quien se reunió con su homólogo en los Estados Unidos, Barack Obama.

Por lo pronto, la fecha histórica se recordó hoy con una Guardia de Honor en el Monumento a Venustiano Carranza en el Puerto de Veracruz; la presentación del libro “Centenario de la Ley Agraria del 6 de Enero de 1915”, a cargo de César Camacho Quiroz, presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del coautor Edgar Corzo Souza: así como la Toma de Protesta de la Comisión Nacional para los Festejos del mencionado Centenario, misma que preside del cenecista José Antonio Rojo García de Alba, quien preside la Comisión de Agricultura y Distritos de Riego en la Cámara de Diputados.

Para la CNC, la Ley Agraria promulgada el 6 de enero de 1915 por Venustiano Carranza permitió que, gracias a la lucha agraria, se venciera a los hacendados latifundistas y que, con posterioridad, más de 100 millones de hectáreas fueran repartidas durante los gobiernos post revolucionarios, las cuales son la base para lograr la soberanía alimentaria y luchar contra el hambre en el país.

Gracias a ella, se formaron más de 30 mil unidades productivas ejidales, donde los campesinos, ejidatarios y comuneros, siguen manteniendo sus tierras, aun con las dificultades contemporáneas, porque son el sustento familiar y la ley así lo mandata, además de que el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene un profundo respeto por la propiedad social de la tierra.

En este marco, la CNC, presidida por Manuel Cota, se pronunció por mantener y mejorar el patrimonio rural, representado por más de 20 millones de hectáreas de temporal y riego; alrededor de 50 millones de hectáreas de bosques y selvas tropicales, y más de 115 millones de hectáreas dedicadas a la ganadería en sus diferentes especies.

Sostuvo que la lucha por la tierra no es ahora por el tipo de tenencia, porque está clara la existencia del ejido, la pequeña propiedad, y las diferentes formas de asociación con la iniciativa privada. “Ahora la lucha es por la productividad, la calidad y la sanidad”, manifestó.

Finalmente, la organización sostuvo que el futuro del campo mexicano es de prosperidad gracias a las reformas estructurales logradas en los dos primeros año del actual gobierno, ya que, por ejemplo, con la Energética no sólo no se expropiarán tierras en zonas con potencial de hidrocarburos sino que, al contrario, se compartirán beneficios por el aprovechamiento de los mismos.

Asimismo, la reforma permitirá detener y revertir la dependencia de fertilizantes del extranjero y los campesinos serán incorporados al desarrollo regional.

Se refirió también a que después de una larga espera, gracias a la reforma financiera, se cuenta ahora con una nueva institución que otorga créditos a los productores del campo con intereses preferenciales y todavía más, considera un tipo de interés más bajo a las mujeres, en tanto que los intereses no pasarán de un dígito en general.

Con la reforma laboral, agregó, se legisló la protección de los derechos legítimos de los jornaleros agrícolas, cerca de 5 millones de compatriotas, que han venido trabajando sin la protección de la seguridad social.

El dirigente de la CNC consideró que el campo se recupera luego de los años de olvido que padeció en administraciones pasadas, lo que quedará confirmado con la presencia de más de 8 mil delegados cenecistas de todo el país en la conmemoración anunciada.