Enrique Vázquez

Las precampañas han cambiado bastante debido a las últimas reformas legales aplicables a las mismas, y se ha dado apertura a un nuevo tipo o modelo como gustemos llamarlo, de precampañas aún, unas precampañas por cierto más abiertas al público en general, unas que si bien están dirigidas exclusivamente a los militantes de cada partido político, se han presentado abiertamente en los medios masivos de comunicación, esto podrá enojar a algunos, pero si lo pensamos con la cabeza fría veremos que la situación no esta del todo errada, la realidad es que del 50% del electorado que en promedio participa activamente en las votación, la gran mayoría son precisamente simpatizantes de los partidos, tristemente los ciudadanos sin una afinidad política definida son en comparación sumamente inferiores en número a sus conciudadanos que defienden a capa y espada alguno de los institutos políticos que tenemos en el país.

Una vez asentado lo anterior, y dejando muy claro que en la mayoría de los casos los indecisos, como se les llama coloquialmente a quienes no simpatizan directamente con un partido en específico, son los que definen las elecciones a favor de un ganador, las nuevas precampañas están plenamente justificadas puesto que están diseñadas para llegar a la mayoría de la población y dejar en ellos patentes las cualidades fortalezas y propuestas del candidato o candidatos que buscan contender en la elección por su partido, nada de malo si me preguntan a mi. Más aún cuando son los simpatizantes el motor de las campañas políticas, en efecto, uno podría pensar que los líderes del partido político o incluso las candidatos, sus auxiliares y ayudantes directos son los únicos que hacen campaña para promover el voto pero esto es totalmente falso, son los simpatizantes los que hacen el mayor trabajo partidista juntando posibles votantes en reuniones donde asiste el candidato a explicar sus propuestas, o convencen a otros de la ideología y propuesta de su partido y su candidato.

Las precampañas son pues vitales para cualquier elección, en todo sentido el esfuerzo que se debe imprimir en ellas debe ser idéntico o incluso superior al que se pone a las campañas, ejemplo de esto queda patente en el Lic. Andrés González Palomera, quien desde el primer día en que fue designado como precandidato del PRI inició su labor para promover su plataforma entre los simpatizantes del tricolor.

El esfuerzo ha sido continuo y todos los días se han visto las redes sociales del Lic. Andrés González con múltiples fotos de sus visitas a simpatizantes del tricolor, tres o cuatro visitas por cada día es un ritmo de trabajo formidable que seguramente le dará grandes resultados llegado el día de la elección, las nuevas precampañas han comenzado y el trabajo es el diferenciador que llevará al triunfo a un hoy precandidato y mañana candidato.