Enrique Vázquez

Desde siempre la comunidad que conforma la Universidad Autónoma de Nayarit, se ha preocupado por impulsar las buenas causas y costumbres, desde su posición privilegiada en cuanto a conocimientos, es natural que la comunidad se aboque a ayudar a los más necesitados, de hecho este buen hábito es casi una parte de la naturaleza humana cuando se cultiva el cuerpo con una buena dosis de conocimiento y cultura, yo considero que a nadie le toma por sorpresa pues constantemente nos enteramos en los medios de comunicación sobre las acciones que toda la comunidad universitaria realiza, desde estudiantes, directivos y por su puesto tanto el Sindicato de Personal Académico de la UAN como el de Empleados y Trabajadores.

Los tiempos navideños no podían ser la excepción, de hecho la época decembrina es tradicionalmente un periodo de dar y recibir, quizá más lo primero que lo segundo dicen los gurús del espíritu, pero en lo que refiere al SPAUAN, el C.P. Carlos Muñoz Barragán ya organizó de buena forma a sus agremiados y en fechas pasadas realizaron un benéfico evento denominado “Rodada con causa”, la convocatoria tuvo gran aceptación y decenas de maestros además de ciudadanos en general se unieron a la causa en una primera etapa aportando juguetes para los niños en situación de pobreza y en segundo término al recorrido en bicicleta que desembocó en dos colonias de la periferia de la ciudad donde se repartieron los juguetes reunidos.

Este tipo de actividades son doblemente positivas, pues se fomentan por igual el altruismo y el deporte, da gusto ver como las convocatorias a estos eventos son cada vez más exitosas y con cada edición más y más ciclistas o donadores según es el caso se suman a la causa, y cabe hacer énfasis en esta cuestión de que no es la primera vez que se realiza un evento de esta naturaleza, todos los miembros de la comunidad universitaria constantemente están fomentando e impulsando eventos de este tipo, torneos deportivos, colectas para nuestros hermanos caídos en desgracia, marchas en apoyo a las causas nobles, carreras recreativas, se ha visto de todo en los últimos meses.

Más importante es este esfuerzo del Contador Carlos Muñoz y de toda la comunidad universitaria, puesto que son pocas las fuerzas sociales que impulsan estas actividades, un gran sector de la población vive en una apatía constante y aun con la capacidad de convocatoria no dedican el tiempo para estas actividades altruistas, sin embargo la UAN no ha dudado en retribuir a la sociedad las aportaciones que realizan para mantenerla funcionando.

Tomemos una hoja del libro del C.P. Carlos Muñoz y del SPAUAN y si bien no organizaremos una rodada de este tamaño no sería contraproducente difundir tanto la cultura de la donación como del deporte entre nuestros familiares y conocidos, con cada grano de arena se va conformando la playa, además este tipo de promoción requiere precisamente la cercanía que sólo los familiares tienen, pues cuando las palabras vienen de un extraño tienen mucha menos fuerza que cuando es alguien cercano a nosotros, sumémonos al esfuerzo haciendo lo propio o fortaleciendo las iniciativas ya existentes, son tiempos navideños donde lo que hagamos seguramente tendrá el doble de resultados.