Enrique Vázquez

Es algo bastante normal que las cámaras de diputados y senadores a nivel federal y todas las cámaras locales en los diferentes estados convoquen a una prórroga del periodo ordinario, sinceramente las discusiones legislativas se vuelven en ocasiones acaloradas y se alargan por largos periodos debido a que se requiere de un tiempo considerable  para poder expresar todas las opiniones y una vez puestas sobre la mesa discutir acerca de ellas, sobre los puntos positivos y negativos, es la misma sana discusión legislativa la que lleva a estas necesarias prórrogas, personalmente considero que traería más suspicacia cerrar el periodo ordinario sin altercados, hablaría de un diálogo pobre, aprobaciones sin una correcta discusión y de un trabajo legislativo menos exhaustivo.

Haga usted un simple ejercicio estimado lector, recuerde usted cuando necesita discutir un asunto con su pareja, con algún familiar, compañero de trabajo o conocido, cómo es el asunto, obviamente hablamos de una discusión sana, nada de golpes, nada de insultos, discusiones más que pleitos, ahora bien ¿maneja usted tiempos? ¿escucha un argumento y no siente la necesidad de hacer preguntas? ¿pedir que le abunden sobre el tema? ¿al discutir un cierto tema no salen a flote otros asuntos relacionados? Todo esto es normal, en la antigua Grecia los filósofos y pensadores se pasaban días enteros discutiendo sobre diversos temas, el diálogo enriquece las ideas y los planteamientos.

Y bueno todo esto tiene gran relevancia y relación puesto que la Honorable Trigésima Primera Legislatura del Congreso del Estado de Nayarit, aprobó el pasado miércoles 17 de diciembre una prórroga para clausurar lo que será su primer periodo ordinario de sesiones, con una votación unánime los diputados y diputadas decidieron que necesitaban unos días más para sacar adelante sus pendientes que si bien no son muchos, algunos temas merecen toda la atención que le puedan prestar, como algunas leyes de ingresos pendientes de aprobación.

Hablando del caso en concreto de los diputados locales, la prórroga es perfectamente entendible, los diputados tomaron protesta apenas hace unos meses, debieron integrar comisiones, mesa directiva, funciones, movimientos internos del congreso, de hecho considerando estos detalles, los legisladores han sido sumamente productivos entregando resultados legislativos y sociales a pesar de la etapa temprana en la legislatura.

Entre los temas aún pendientes de aprobación, están las Leyes de Ingreso de los municipios de Jala, Rosamorada, Ahuacatlán, Tecuala, Compostela, Tuxpan, San Blas y Bahía de Banderas para el ejercicio fiscal 2015, varios proyectos de decreto para modificar varias leyes locales e incluso nuestra constitución del estado, la promulgación de nuevos artículos y leyes, todas meritorias de la plena atención y razonamiento de los diputados.

Sinceramente desde una visión cómoda, el paso sencillo sería cerrar el periodo ordinario y dejar pendientes para el próximo año o incluso aprobar sin mayor discusión los asuntos pendientes e irse tranquilamente de vacaciones, es bueno ver que los diputados locales están plenamente comprometidos con nuestro estado.