Enrique Vázquez

Desde hace meses se vino anticipando en los medios de comunicación el cambio trascendental en la manera de impartir justicia que hoy ya vive nuestro estado, miles fueron las horas de preparación que los magistrados, los funcionarios judiciales, los ministerios públicos y los cuerpos policiacos recibieron para poder operar bajo esta nueva modalidad de justicia, que a decir verdad significa un cambio de 180 grados con respecto a como se había manejado hasta la fecha, las etapas son diferentes, los tiempos, las exigencias, los requisitos legales, incluso las instalaciones son muy diferentes y bueno el cambio a pesar de ser drástico para el sector público involucrado en todo el proceso será sin duda alguna muy benéfico para nosotros como ciudadanos.

Se ha hecho mucho énfasis en aclarar a la sociedad que esta nueva modalidad oral sólo aplicará en una primera etapa en los municipios de Tepic, Xalisco y Bahía de Banderas y únicamente respecto de los delitos de mayor incidencia en el estado, siendo estos el abandono de familiares, daño en propiedad ajena, robo simple, violencia familiar y  todos aquellos delitos e infracciones mayores en materia de tránsito. Habrá que ver los resultados que se reflejen a los pocos meses de implementado el modelo del juicio oral para ver el éxito y el avance que tendrá en todo el estado, lo más probable es que los juicios en si se resuelvan de mejor manera, con más rapidez y transparencia, pero respecto del principal beneficio no podría estar más de acuerdo con el Magistrado Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Pedro Antonio Enríquez Soto, quien indicó que el principal atractivo del nuevo sistema es el énfasis que se estará implementando en solucionar los asuntos aún antes de que lleguen a juicio mediante la conciliación y la mediación, podría apostar que una vez que se tengan los primeros números, la mayoría de asuntos se habrán resuelto por los medios alternos de solución de conflictos como se les denomina en el modelo oral, incluso en el argot de los abogados, siempre se ha dicho que más vale un mal arreglo que un buen juicio, por algo será.

Gobierno de la Gente, aporta en infraestructura 

Este lunes a la par del banderazo que dio comienzo a los juicios orales, el Gobernador del Estado, Roberto Sandoval Castañeda, en compañía acompañado del presidente del Tribunal de Justicia, Pedro Antonio Enrique Soto, del Fiscal General de Nayarit, Edgar Veytia, del presidente del Poder Legislativo, Jorge Segura López y de María de los Ángeles Fromow Rangel, titular de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la implementación del sistema de justicia penal, inauguró las instalaciones del edificio Centro de Justicia para la mujer, lugar donde se estarán llevando precisamente juicios orales.

El centro que estará ofreciendo sus servicios a mujeres y menores de edad los 365 días del año, es un paso más en materia de equidad de género y de protección a estos grupos tradicionalmente vulnerables. Si bien el monto de la infraestructura no fue revelado, las instalaciones son de primer nivel y ofrecen lo mejor de lo mejor para atender a los ciudadanos.

Es realmente interesante ver como Nayarit ha avanzado en todos los ámbitos, los juicios orales por si solos son un avance notorio en la dirección correcta pero la adición del nuevo centro de justicia para la mujer es una cereza bien colocada en un pastel ya bastante atractivo, enhorabuena por todos nosotros pues se ha dado un gran paso en materia de impartición de justicia.