Enrique Vázquez

Desde su fundación el sistema de Universidades Tecnológicas ha ofrecido a los alumnos que deseen formarse en distintas materias profesionales una opción de gran calidad de educación, con docentes preparados y listos para dar una visión teórica y en gran medida práctica sobre su carrera. A la fecha son ya miles los graduados que hacen hoy una diferencia en su entorno, gracias al modelo de educación tecnológico, mismo que por si solo es un elemento de valor agregado importante, pero al sumarle las modernas instalaciones y claro está un cuerpo de docentes ampliamente preparados, conforman un modelo difícilmente igualable, aun cuando estos factores forman un entorno efectivo, paulatinamente, estas valiosas partes del sistema tecnológico se conjugan con una visión única, una filosofía de trabajo destacable y una voluntad imbatible de entregar al alumnado la mejor experiencia de aprendizaje y de maximizar los recursos para hacer un modelo de por si efectivo aún mejor.

Hasta hace algunos meses, en la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas, el entonces Rector, José Gómez Pérez, realizó durante un largo periodo de tiempo una labor verdaderamente extraordinaria, potenciando las cualidades del centro de estudio y logrando, con un consenso mayoritario entre alumnos y docentes, un periodo de franca expansión en la universidad. Entregando beneficios a los docentes, motivándolos al igual que a los alumnos a entregar más y mejores resultados, los programas académicos se fortalecieron y en general la universidad trabajo a su máximo potencial, creciendo mes con mes en capacidad de formación académica.

Un suceso idéntico viene ocurriendo desde hace aproximadamente un año en la Universidad Tecnológica campus Xalisco, donde justamente esta semana su Rector Alejandro Fonseca González, rindió su primer informe de actividades al frente de esta casa de estudios, evento que por lo notorio de sus resultados contó con la presencia tanto del Gobernador del Estado Roberto Sandoval Castañeda, el Secretario de Finanzas Gerardo Siller Cárdenas, como de otras personalidades. En efecto, no era para menos, una matrícula de alumnos considerablemente superior, una escuela de idiomas que se posiciona prácticamente como el referente en el estado tanto en matrícula como en calidad de la enseñanza de otros idiomas son algunos de los logros más destacables del Rector Fonseca González.

En el departamento económico financiero los logros son sorprendentes, pues gracias a las gestiones del Rector Alejandro Fonseca y a la determinación del Gobernador Roberto Sandoval, por generar una mejor educación en Nayarit, las becas que el alumnado recibe continuamente hoy están por tener un techo exponencialmente superior pasando de apenas cuatro o cinco millones a los 68 millones de pesos anuales, recursos que los jóvenes que califiquen tienen a su disposición para comprar libros, pagar sus transportes y otros gastos que estén relacionados con sus estudios universitarios. Incluso el extranjero ya no esta cerrado para los estudiantes de la UT pues una fuerte bolsa de recursos esta disponible para que los estudiantes que así lo deseen puedan realizar un intercambio al extranjero para complementar sus estudios, mismo caso para los docentes que deseen mejorar sus aptitudes de enseñanza.

El sistema de Universidades Tecnológicas, ha crecido como la espuma en los últimos años, tanto es así que se ha convertido en el sistema de universidades más grande del estado, graduando cada año a más y más jóvenes plenamente preparados para el campo profesional, este logro obviamente es de toda la comunidad pero la determinación, entereza y filosofía de trabajo de rectores como el Lic. José Gómez o el Rector de la UT Xálisco, Alejandro Fonseca y por supuesto la mano amiga de un gobernador como Roberto Sandoval, tienen este ritmo de crecimiento y de obtención de logros en niveles realmente destacables.