Bahía de Banderas, Nay.- Eran antes de las 7:00 de la mañana en la plaza pública de Valle de Banderas, apenas amanecía cuando alumnos de las escuelas Odilón Cocula Valdivia, 20 de Noviembre, Carlos Covarrubias Parada y de la Secundaria Técnica No. 6, cubriendo su uniforme con abrigos por la fresca mañana, y acompañados de sus padres, llenaron el lugar.

Y como en los viejos tiempos en que la plaza pública era lugar donde pasaban lista de asistencia los policías, en esta ocasión, en vez de acudir a la cárcel de Bucerías regresaron este jueves al antiguo edificio en Valle de Banderas, para conmemorar con un acto cívico de iza de bandera la gesta de la Revolución de 1910.

En punto de las 7:00 horas, arribó el presidente municipal al lugar, abrigado con una sudadera. Se hizo acompañar de integrantes del cabildo, dos de ellos de Valle de Banderas, quienes se formaron frente al alumnado para el inicio de la ceremonia, a cargo de los escolares del plantel 20 de Noviembre, que dirige la profesora Guadalupe Padilla Ruiz.

Los niños cumplieron su tarea de historia, platicaron a los presentes lo que hace 104 años sucedió en un día como hoy, cuando el joven político de entonces Francisco I. Madero encabezo la transformación de México a través de una revolución social.

Cerró el acto cívico el presidente municipal, quien agradeció la participación de las escuelas de Valle de Banderas, a cuyos alumnos y profesores puso como ejemplo de levantarse temprano todos los días antes del amanecer. En ocasión del tema de la Revolución Mexicana, manifestó el primer edil que de la misma manera que en 1910 sucedió una revolución, ahora en México, en Nayarit y en Bahía de Banderas  se vive una transformación, como la reforma energética o como la reforma laboral en el ámbito nacional, y como las respectivas reformas locales en los estados y municipios.

En solo dos horas más, en contraste con el momento semioscuro y fresco de la mañana, con un sol brillante y un cielo azul despejado, inicio el desfile en el atrio del templo parroquial.

El grupo numeroso de integrantes de cabildo, de colaboradores, y de trabajadores que portaron una camiseta en color blanco a manera de uniforme, descendió como en cascada la rampa que va del atrio a la calle Hidalgo. El contingente del ayuntamiento fue seguido por los hombres y las mujeres del ejido, que iban encabezados por  un carro alegórico con la Flor más Bella de la familia ejidal.

No obstante que se soltaron los rumores de que se suspendería el desfile, suspensión que sí sucedió en Puerto Vallarta,  en Valle de Banderas desde antes del inicio del desfile la gente ocupó las banquetas de las calles por donde iba a pasar la procesión. Querían tener la oportunidad de saludar y de brindar una sonrisa de agradecimiento al presidente municipal y a la presidenta del DIF, por la transformación que les llevó en solo unos días a sus vialidades y carreteras.

Así que en esta ocasión, hubo gente tanto en las calles por donde se dio el desfile como en la plaza pública.  Además los espectadores se convirtieron en fotógrafos, pues usaron sus dispositivos móviles para grabar y capturar el momento en que desfilaba el alcalde y las comitivas de la presidencia municipal y del sistema DIF. Proyectaron el desfile por las redes sociales.

 Al finalizar el recorrido, en su mensaje el presidente municipal agradeció a los vecinos su participación y alegría. “Gracias al ejido, gracias al cabildo de este IX Ayuntamiento, y gracias a la sociedad de Valle de Banderas. Hoy  Bahía de Banderas está de fiesta conmemorando el 104 aniversario de la Revolución Mexicana, pero también estamos preocupados, haciendo la tarea correspondiente para poder evitar los trágicos sucesos que acontecen a nivel nacional y a nivel mundial. En Bahía de Banderas comencemos por esa Transformación”, invitó el alcalde.

Como resultado de las acciones emprendidas de transformación de bienestar para todos, no solo para unos cuantos, este día 20 de noviembre de 2014, la población del municipio disfrutó no solo de la claridad, de la luminosidad, y del calor de un sol brillante, sino que además recibió el calor y la calidez de un presidente municipal que se ha ocupado de atender las necesidades de los gobernados.