Migrante 0002 08-Octubre del 2014

A invitación de “Layín”, estuvo en Nayarit, el Coordinador Nacional de Diputados y Migrantes

San Blas, Nayarit. El municipio de San Blas, que encabeza, quien es más conocido por su pueblo como “El Amigo Layín”, es el primero de los 20 municipios en contar con una Comisión de Atención al Migrante. Dicha Comisión la  encabeza el Regidor, Eduardo Cobián Alvarez.

En su visita al Congreso de la Unión, “Layín”, conoció a José Guadalupe Hernández Ríos, legislador de la LXI Legislatura del estado de Zacatecas, Presidente de la CONADYM (Coordinación Nacional de Diputados y Migrantes), y lo invitó a venir a Nayarit.

Y ya, desde este lunes, el Coordinador de la CONADYM, se trasladó a San Blas, y se puso a disposición de las autoridades municipales, y de la nueva Comisión de Atención al Migrante.

“Le dije que en San Blas lo ocupamos mucho, que en Nayarit, lo ocupamos todos, y vino a ponerse a disposición de municipio y del resto de los municipios”, expresó el alcalde, en una reunión donde Hernández Ríos, explicó cuáles son las funciones de la CONADYM y qué acciones aún están pendientes que se emprendan en nuestro estado.

Hernández Ríos, es hijo de padres migrantes, por ello dijo traer la “playera bien puesta”, y querer ayudar a las comunidades; se declaró un férreo defensor de la migración.

Anunció que en la próxima reunión Nacional de la CONADYM, se tendrá la presencia de diputados federales, asambleístas estadounidenses, académicos, diputados locales y senadores de la república, para discutir y proponer soluciones en el tema de la migración. Invitó a la XXXI Legislatura de Nayarit a  integrarse a la CONADYM, como ya lo han hecho 25 estados de la República.

Informó que medio millón de Nayaritas viven del otro lado de la frontera, especialmente, en California, el 70 por ciento; y la gran mayoría de paisanos deportados se quedan a radicar en Tijuana, por lo que existen 70 mil nayaritas viviendo en esta ciudad fronteriza.

Nayarit recibe por concepto de remesas alrededor de los 400 millones de dólares y ocupa el número 13 a nivel nacional de migrantes; tan sólo San Blas, tiene una población de más de 12 mil migrantes (el 10 por ciento de su población vive en el extranjero), por lo que propuso al municipio dos reformas importantes, una, es la modificación del reglamento interno, para la creación de una Comisión de Atención al Migrante (la  que desde el pasado lunes se integró y aprobó por el cabildo), y otra, es que posteriormente se cree una Dirección de Atención al Migrante, a fin de que a través de programas se atienda a los migrantes.

Se trata de contactar a las Federación que integran a migrantes del municipio y respectivamente del estado, la ejecución del Programa 3X1 para Migrantes, asesoría para el trámite de pasaporte y visa (destacó el diputado que deben existir las visas humanitarias para aquellos niños que padecen enfermedades que se tienen, por fuerza, que tratar en el extranjero, o que se les vayan a adaptar prótesis, como manos y pies, que regalan los migrantes), apoyo a traslado de cadáveres, trámite para apostillamiento de documentos, intercambio cultural y educativo, capacitación en Estados Unidos para elementos de Seguridad, de Bomberos y de Protección Civil, gestión para donaciones a instituciones públicas, como ambulancias, bastones, sillas de ruedas, y demás.

José Guadalupe Hernández Ríos, reiteró que con mucho gusto acudió a San Blas por invitación de su amigo “Layín” a ayudar al municipio, y lo mismo puede hacer en cada una de las alcaldías del estado de Nayarit. Busca que cada una tenga un regidor de descendencia migrante y que tenga la Comisión de Atención al Migrante, y que en Nayarit exista la Secretaría del Migrante porque insistió que hay más de medio millón de connacionales en Estados Unidos.

A la Cámara de Legisladores Local, hizo un llamado para que  presente una iniciativa de Ley a fin de que existan de uno a dos diputados migrantes, y otra, para que a aquellos niños que son nacidos allá y su familia es deportada al país, los SEPEN no les exijan las actas apostilladas, ya que cada una cuesta 500 dólares en el extranjero (hay familias que tienen más de un niño).