Enrique Vázquez

Del dicho al hecho, hay mucho trecho, sin embargo cuando los dichos están respaldados por acciones, poco queda que demostrar, tal es el caso del ayuntamiento de Compostela que sin hacer gran alarde de los movimientos de transformación al interior, sin castigar al ciudadano han iniciado un proceso de depuración importante para poder hacer del aparato de gobierno municipal, uno competitivo y que entregue  sanos resultados a la ciudadanía.

Desde la llegada de la Sra. Alicia Monroy hace algunas semanas, el cambio ha sido notorio para los ciudadanos, quienes comentan con gran esperanza como los servidores públicos del ayuntamiento han mejorado incluso se actitud de servicio, las directrices sencillas de atención ciudadana parecen estar funcionando y sin mucha inversión ya comienza a verse un cambio favorable. Será cuestión de algunas semanas más o meses para que se termine de consolidar el aire de cambio y entonces se la maquinaría ya depurada del ayuntamiento comience a trabajar por el bien de los compostelences.

La tarea pudiera parecer ardua pero con honestidad y laboriosidad, valores que caracterizan al alcaldesa de Compostela, Alicia Monroy, la meta esta al alcance, buenas cosas se avecinan para los ciudadanos de Compostela.