La preocupación, los celos y el mal humor están ligados a un mayor riesgo de Alzheimer en mujeres, según un nuevo estudio realizado por investigadores suecos.

Las mujeres de mediana edad que son ansiosas, celosas, malhumoradas o se angustian a menudo pueden tener un alto riesgo de desarrollar Alzheimer al paso del tiempo, según indica un estudio de casi 40 años publicado en Neorology, el periódico de la Academia Americana de Neurología.

La mayoría de las investigaciones sobre Alzheimer se han centrado en factores como la educación, el corazón, factores sanguíneos, traumatismo craneal, historia familiar y genética”, indicó Lena Johannsson de la Universidad de Gotemburgo, Suecia.

Sin embargo, de acuerdo con ella, la personalidad puede influir el riesgo individual de demencia a través de su efecto en el comportamiento, el estilo de vida o la manera de reaccionar al estrés.

Para el estudio, 800 mujeres de 46 años de edad en promedio, fueron monitoreadas a lo largo de 38 años. Se les aplicaron exámenes de personalidad para observar su nivel de neuroticismo y extraversión o introversión. También se les practicaron pruebas de memoria. De esa cantidad, 19% desarrolló demencia.

El neuroticismo involucra cierta facilidad para angustiarse y otras dificultades de la personalidad como preocupación, celos y mal humor. Las personas neuróticas son más propensas a expresar enojo, culpa, envidia, ansiedad o depresión. La introversión se describe como timidez y reserva. La extraversión se asocia con la demostración de esas emociones.

Se les pidió a las participantes informar si habían experimentado algún periodo de estrés mayor a un mes en el trabajo o en el plano familiar. El estrés implica la experimentación de sentimientos como irritabilidad, tensión, nerviosismo, miedo, ansiedad o desórdenes del sueño.

Las respuestas se categorizaron de 0 a 5, donde 0 significa no haber experimentado un periodo de estrés; a 5, que implicaba haber tenido estrés constante durante los pasados cinco años. Las damas que eligieron respuestas de 3 a 5 se consideraron angustiadas.

El estudio encontró que las mujeres que registraron mayores puntajes en el test de neuroticismo tuvieron doble riesgo de desarrollar demencia, comparadas con aquellas que tuvieron menor puntaje en el examen. No obstante, la relación dependía del estrés a largo plazo.

Ser reservada o extrovertida no pareció elevar el riesgo de demencia por sí solo, sin embargo, las mujeres que tenían alto nivel de angustia y eran reservadas, tuvieron el mayor riesgo de Alzheimer en el estudio. Un total de 16 de las 63 damas, es decir, el 25%, que eran fáciles de angustiar e introvertidas, desarrollaron Alzheimer, en contraste con 8 de las 64, esto es el 13%, que no se angustiaban con facilidad y que, además, eran extrovertidas..

FUENTE QUO MX