CENTRO DE A

  • Se estarán recibiendo víveres no perecederos los días del 19 al 30 de septiembre en 12 centros de acopio instalados en clínicas y hospitales

La delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nayarit, participa en las acciones de apoyo a los damnificados por los fenómenos metereológicos de los diferentes estados del norte de la República con la instalación de 12 centros de acopio para recibir víveres no perecederos en distintos hospitales, unidades médicas y sedes administrativas del estado.

Con un llamado a la solidaridad con los compañeros del Instituto que fueron afectados por el Huracán “Odile”, el encargado del despacho de la delegación del IMSS en la entidad, Jorge Humberto Becerra Cortés convocó a la comunidad de trabajadores de la delegación Nayarit a sumarse a las acciones de apoyo con la donación de víveres.

Becerra Cortés hizo un llamado a  la unidad en estos momentos en que nuestros compañeros son afectados en distintos estados, ya que la difícil situación en que se encuentran los compañeros, requieren de la ayuda generosa de todos, ya que  han perdido sus pertenecías y dependen de nuestra solidaridad para superar esta contingencia en forma rápida.

El funcionario destacó la importancia de que contribuyamos de forma generosa en momentos de apremio y nos sumemos a un esfuerzo nacional, sin  olvidar que la fortaleza del Instituto está en su recurso humano, en sus trabajadores que siempre muestran su apoyo de manera muy participativa y desinteresada.

Explicó que para recaudar los víveres, se habilitaron 12 centros de acopio que estarán recibiendo apoyos los días 19 al 30 de septiembre. El primero se instalará en  la sede delegacional, el almacén, los hospitales HGZ No. 1 de Tepic,  Acaponeta, Santiago, Las Varas y San Cayetano, las UMF 24, Mezcales, San José del Valle, la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) y el Hospital de Tuxpan.

Precisó que en estos centros de acopio se podrán entregar víveres no perecederos -excepto agua y ropa-, y que se privilegie la aportación de enlatados,  paquetes al alto vacío de consumo inmediato que no requiera preparación, para facilitar su traslado. Además se podrá recibir artículos higiénicos como toallas sanitarias, pañales para bebés y adultos.

Asímismo, alimentos enlatados como atún, sardina, verduras o frijoles,  leche en polvo, alimentos para bebé, cloro, escobas, jergas, jabón en polvo, guantes y todo lo que se considere necesario y de utilidad para los damnificados que sufrieron esta contingencia climática.

El titular de la delegación advirtió que los desastres naturales y los causados por el hombre, son eventos que no se pueden predecir con exactitud en tiempo y espacio, ni medir su intensidad y grado de repercusión. Por lo que estamos obligados a desarrollar sistemas de emergencia, principalmente medidas preventivas de auxilio y reconstrucción.