Enrique Vázquez

Este miércoles 17 de Septiembre, dieron formal comienzo los 20 ayuntamientos en Nayarit entre francas muestras de apoyo de los simpatizantes, los alcaldes llegan a los ayuntamientos con una situación precaria en lo financiero, pero con un fuerte respaldo de la sociedad quien ve con ojos de esperanza la llegada de los nuevos administradores municipales, cansados ellos de la apariencia de un mal trabajo, la gente ve con buenos ojos la llegada de una generación de alcaldes que es muy diversa en experiencia, juventud y equidad de género, factores que seguramente deberán de aportar a las administraciones entrantes.

A lo largo del día, los presidentes electos, dejaron el apelativo de “electos” para entrar de lleno al ruedo del ayuntamiento, en los distintos eventos protocolarios que tuve la fortuna de presenciar y de saber de, destacaron dos asuntos vitales para el éxito o fracaso de las administraciones entrantes, la unidad institucional y la fortaleza representativa del pueblo.

En efecto, en cuanto a la unidad institucional, fue clara la coordinación que los tres órdenes de gobierno y los poderes del estado tuvieron para sacar adelante los eventos, pues todos contaron con representantes del poder ejecutivo, legislativo y judicial, siendo estandarte los municipios de Santiago, donde la alcaldesa Fátima del Sol tuvo la fortuna de contar en su acto protocolario con el Gobernador del Estado, Roberto Sandoval, tres diputados locales, el diputado presidente de la actual legislatura, Jorge Segura, el diputado Benigno Quezada y la diputada Any Marilú Porras además por su puesto del magistrado presidente del Tribunal de Justicia de Nayarit, Pedro Antonio Enríquez Soto, Bahía de Banderas, dónde el presidente municipal, José Gómez Pérez de igual forma engalanó su toma de protesta con los titulares de los tres poderes del estado.

Y en tratándose del segundo aspecto, la fuerte representación popular, todo parece indicar que el fenómeno que pude presenciar de primera mano se repitió en todos los eventos protocolarios, la gente salió a respaldar a sus nuevos funcionarios, quizá a refrendar su confianza en que harán las cosas bien, en el caso del Presidente de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, tal vez la proeza de juntar más de 2000 personas en su marcha de entrada y posterior acto de toma de protesta tuvo algo que ver el enorme festejo que tuvo lugar posteriormente pero nadie puede dudar del gran carisma y aprecio que la gente tiene por “el amigo Layin”.

Un periodo comienza, será interesante dar seguimiento a todos los ayuntamientos, obviamente unos tienen una tarea infinitamente más difícil que otros, pero esperemos por el bien de todos que el espíritu del buen gobernante inunde a los actuales ediles pues los tiempos que vivimos requieren de todo el talento y toda la capacidad de nuestros representantes para enmendar las fallas del pasado que desafortunadamente nos han alcanzado, es momento de cambiar y es momento de transformar como atinadamente han tomado de lema varios munícipes la situación de vida en Nayarit, estaremos dando seguimiento.