DSCF9440

Comentarios de la Bahía

Por Nayar Araiza López

La convocatoria a un referéndum, que organizó el gobierno de Puerto Vallarta, fue una clara estrategia enteramente mediática, ideada por el líder moral del Partido Movimiento Ciudadano en Jalisco Enrique Alfaro, quien cada vez más arrastra al alcalde Ramón Guerrero en guerritas que no le convienen como gobernante; y es que recordemos que el dirigente estatal del MC inventó este ejercicio democrático cuando gobernó Tlajomulco, obligando a los presidentes anaranjados a gastar dinero en este capricho innecesario, que no tienen los municipios.

            El pasado domingo, independientemente de que se anunció a ocho columnas que “los ciudadanos ratificaron al Presidente para que se quede en el puesto”, aún en el remoto caso que el resultado hubiera sido adverso, no lo obliga ninguna autoridad a dejar el cargo, ya que no existe absolutamente en ninguna norma jurídica ese ejercicio, además de que honestamente fueron juez y parte, ya que no hubo ninguna institución autónoma que la organizara, fueron ellos mismos, Enrique Trohon nada más fue a tomarse la foto, como siempre lo hace con quien sea el Presidente en turno.

            El asunto es que habrá ruido en el Cabildo porque seguramente se destinaron recursos de la comuna en este “ejercicio democrático”, en donde nada más votaron los ciudadanos afines al Presidente Guerrero y a su partido el Movimiento Ciudadano, no participaron otras fuerzas políticas ni el público en general, el domingo pasado la vida del puerto transcurrió normalmente, no hubo filas de gente, ni entusiasmo de los opositores para acarrear a votar a sus seguidores por un “no” a la continuidad.

Por eso aseguramos que fue una estrategia mediática, que se sumó al discurso hostil y ataque continuo en las dos semanas anteriores, en contra de Andrés González Palomera, Representante del Gobernador Aristóteles Sandoval en Puerto Vallarta, bueno hasta Enrique Alfaro se echó viaje especial y convocó a una rueda de prensa en el Velas, para conjuntamente con el Presidente Guerrero, acusarlo de estar “entorpeciendo el desarrollo del municipio”, de andar “bloqueando recursos y obstruyendo obras”.

Pro todo el mundo sabe que en la Unidad Regional de Servicios Estatales, no se maneja ningún presupuesto,  incluso ni para medios de comunicación, por eso de que hasta el diputado local Peri Cuevas se subió al ring, y pidió al Gobernador parara a sus “virreyes”, porque diario salían en los medios en lo que llamó campañas de mercadotecnia política, esto por la permanente difusión que se hace de los hechos y acciones del Gobierno del Estado de Jalisco en el municipio; Andrés González no trae lana en la cartera “ni pa darle un chayote al Ribaiba, al Matanchén, al Pato o al Rodrigo Aguilera” –que no son barateros además-, menos pa andar subsidiando campañas gubernamentales.

El PRI y su militancia no participaron en esta cortina de humo del referéndum, porque es clara la estrategia de hacer creer a la opinión pública de que el Movimiento Ciudadano continua fuerte en Puerto Vallarta, y que el alcalde obtuvo el voto mayoritario de los vallartenses para que “se mantenga en el cargo”, esto al parecer fue una simulación, ya que nada más gastaron, pero no soluciona las grandes deficiencias de la administración y carencias del municipio, que esas se consiguen con una buena relación con el gobernador del Estado, esa relación institucional que el Presidente y su líder moral rompieron, contrariamente a la actitud del mandatario Aristóteles Sandoval, que en todo momento ha sido tolerante con los ataques de Enrique Alfaro y el Movimiento Ciudadano, pero además ha destinado recursos millonarios al municipio.

Los priístas encabezados por el diputado y líder local Gustavo González Villaseñor,  han hecho llamados a la construcción de acuerdos con el resto de las fuerzas políticas, para encontrar la solución a los grandes problemas de Puerto Vallarta, recibiendo como respuesta ataques permanentes y denostación contra sus funcionarios estatales, particularmente contra Andrés González Palomera.

Y es que demostrar que el Movimiento Ciudadano sigue fuerte, creen que les da posibilidades de retener la Presidencia Municipal de Puerto Vallarta y Tlajomulco, y  ganar la capital Guadalajara, es la meta, de ahí el dichoso “referéndum”, para demostrar el que tienen controlada a las masas, combinada con los ataques al Gobernador Aristóteles Sandoval, y a sus funcionarios, en el municipio es obvio que se fueron contra el más firme y fuerte aspirante que es precisamente Andrés González Palomera.

Pero el tiro salió por la culta, ya que el linchamiento contra Andrés, en lugar de perjudicarlo lo fortaleció, ya que en los sondeos de opinión que manda realizar el PRI jalisciense, subió varios puntos en las preferencias ciudadanas, además de que al interior de los grupos en el PRI vallartense, existe un pleno clima de unidad en torno a Andrés González Palomera, como el indicado para ser el próximo candidato a Presidente Municipal y recuperar la plaza, ante un Movimiento Ciudadano dividido, y un PAN totalmente desarticulado.

Ese es el fondo del asunto de los ataques de Enrique Alfaro y el alcalde Guerrero contra Andrés González Palomera, y la justificación de haber realizado una consulta para anunciar un Presidente querido por el pueblo, cuando ya se sabe, que los aliados del pasado que hicieron ganar al Movimiento Ciudadano en la pasada elección fueron cuyunturales, y ya andan peleados, corrieron para otros barcos, para comprobarlo no hace falta más que darle seguimiento a las declaraciones de los regidores ex anaranajados Susana Carreño y Humberto Gómez. Seguiremos.